6 claves para conseguir una buena identidad visual

visual design team · 28 Junio 2017

¿Sabrías la diferencia entre una identidad visual y un logotipo? ¿y entre un eslogan y un logo? Pueden parecer preguntas obvias, pero a menudo se confunde la identidad visual con el logotipo.

No nos equivoquemos, la identidad visual es más que un logotipo, es un sistema con capacidad para crear un lenguaje propio. Éste lenguaje, compuesto por múltiples elementos como el naming, el color, la tipografía, el eslógan…etc. crea la imagen de marca. Tenemos como grandes ejemplos a Google, Nike, Apple, ¿quién no les reconoce?

Una buena identidad visual te ayuda a comunicarte correctamente con tu público objetivo, a hablar su mismo idioma, a decirle cómo eres y sobre todo, a que te recuerden.

  1. La teoría del todo. Tal y como comentamos antes, el logo por si solo no es tu marca, es un elemento más que forma parte de una gran familia que cobrará fuerza con el paso del tiempo.
  1. Buena puntería. ¿Cual es tu target?, ¿cuales son sus intereses?. Conocer a nuestro público objetivo es esencial tanto para conceptualizar nuestro producto como para diseñar nuestra marca.
  1. Colorín colorado. Las emociones son de colores, y si utilizamos estos colores para hacer llegar nuestro mensaje, habremos recorrido una gran parte del camino. ¡Déjate llevar por el maravilloso círculo cromático!
  1. Type rules! No hay una fórmula mágica para elegir la tipografía perfecta, pero tal y como pasa con el color, de ella dependerá la imagen que proyectemos de nuestra marca.
  1. Flexible Tu identidad debe adaptarse a cualquier formato y espacio. Hoy en día un 40% de los usuarios navegan desde su móvil y a través de redes sociales.
  1. Menos es más.Nos encantan los excesos, pero manteniendo el equilibrio. Por supuesto que una buena identidad tiene que ser llamativa y poderosa, pero ¿y lo que mola que sea sencilla?