Producto digital

¿Qué son las plataformas OTT y qué debemos saber?

    [addthis tool='addthis_inline_share_toolbox']

La creciente demanda de los consumidores hoy en día de poder consumir los contenidos en modo digital, en cualquier momento y en cualquier dispositivo ha creado un cambio en la manera de consumir los contenidos tradicionales, hasta ahora servidos en la TV tradicional, haciendo que surjan las plataformas OTT.


Las plataformas y aplicaciones over-the-top, o plataformas OTT, son aplicaciones que ofrecen contenido de video a través de internet en lugar de televisión por cable o satélite (la forma tradicional). Permiten transmitir instantáneamente videos en dispositivos móviles (Smartphones y tablets), web y televisores que utilizan dispositivos como Chromecast, AppleTV y Amazon Fire TV, así como SmartTVs.

No importa si eres un broadcaster, un productor independiente o una marca multimedia, el contenido claro, la audiencia y las estrategias de marketing son fundamentales para el éxito de cada video de OTT en el negocio. El contenido de calidad, la audiencia y la estrategia de contenido son esenciales para cada plataforma OTT. Son parte de cada hoja de ruta para el crecimiento del negocio de video.

Ahora que tenemos claro que el tener una plataforma de OTT puede ser una línea de negocio y fuente de revenue adicional, vamos a explicar los puntos que bajo nuestro punto de vista no puedes dejar de tener en cuenta a la hora de tener tu propia OTT:

1. Infraestructura de TI

Una de las cosas más importantes que se debe tener en cuenta es el tipo de infraestructura de TI que ofrece su proveedor de codificación/transmisión. ¿Proporcionan un servidor de alojamiento dedicado u ofrecen una solución en la nube? El primer y principal requisito de una solución de transmisión de video es tener una infraestructura de TI confiable donde alojar sus videos y proporcionar prácticamente un 0% de tiempo de inactividad. La elección del tipo de configuración a elegir depende principalmente de la funcionalidad que deseas en tu plataforma, la velocidad de comercialización, la capacidad de usuarios concurrentes, la demanda general de video, las necesidades de personalización y por supuesto el precio que estás dispuesto a pagar.

Existen diferentes configuraciones para una OTT, pero en general podríamos dividir en : Cloud, On-Premise y solución híbrida como las opciones más habituales.
En cada caso se deberá pensar en función de las necesidades y objetivos cuál es la mejor solución. En este punto desde Megamedia llevamos muchos años creando y desarrollando plataformas OTT y podemos asesorarte en este aspecto.

2. ¿Qué modelos de monetización admiten?

No es realmente difícil monetizar tu contenido de video siempre que tengas un buen contenido. Las plataformas OTT deben proporcionar opciones flexibles para monetizar el contenido. En general, hay tres modelos conocidos para la monetización masiva de video:

Suscripción de video bajo demanda (SVOD): con SVOD, el espectador tiene acceso a un conjunto de contenidos por una tarifa recurrente, que puede ser mensual, semestral, anual,etc…. Los usuarios tienen control total sobre la suscripción y pueden decidir cuándo iniciar o finalizarla.

Basada en publicidad (AVOD, por sus siglas en inglés): El contenido se ofrece de forma gratuita con monetización a través de la publicidad en video. Los anunciantes son los que pagan de hecho, no los espectadores, normalmente por cada mil impresiones

Video transaccional bajo demanda (TVOD): con TVOD, los consumidores compran contenido en forma de pago por visión. Los servicios de TVOD tienden a ofrecer productos de lanzamiento o contenidos premium puntuales, que no requieren un coste recurrente.
Es importante probar cada uno de estos modelos de monetización para ver cuál es el que mejor funciona para tu caso de negocio. Es por ello importante que la plataforma OTT esté preparada para poder gestionar y ser flexible en la aplicación de ellos.

3. CDN. Optimizando la entrega del contenido.
Una red de entrega de contenido (CDN) es un servidor distribuido que entrega contenido a los usuarios mucho más rápido dependiendo de su ubicación geográfica, el origen del contenido y el servidor de entrega de contenido. Tener un CDN es un requisito esencial para una plataforma OTT de transmisión de video, ya que es un punto muy negativo a nivel de experiencia de usuario el no poder ver el contenido de una manera contínua, sin cortes ni tiempos altos de carga.
Antes de elegir una, asegúrese de que la CDN cumple con todos los requisitos que necesita tu caso de negocio (CDN Video Streaming, feeds RTMP, descarga progresivas, etc…).
Amazon Cloudfront CDN, CloudFlare, Akamai y Limelight son algunos ejemplos de servicios de CDN.

4. DRM (Digital Rights Management)

Cuando tienes un gran volumen de contenido propio de video para transmitir, seguramente no querrás que tu contenido esté fácilmente disponible para los hackers.
Es esencial que la plataforma tenga las medidas de seguridad necesarias para mantener sus videos a salvo de la piratería o el uso indebido. DRM es una tecnología que protege la transmisión de los videos y restringe cualquier violación de derechos de autor y, por lo tanto, es esencial que la plataforma de OTT de video tenga un DRM, así como muchas otras medidas de seguridad para garantizar la seguridad de su plataforma de contenido de video. Google Widevine, PlayReady y EZDRM son algunas de las soluciones DRM comunes disponibles.

5. Analítica e información en tiempo real

Tener una OTT de contenido multimedia, distribuidos a una gran variedad de usuarios, en todo el mundo, todos utilizando diferentes dispositivos y conexiones de Internet y tipos de velocidad para ver su contenido, hace que se requiera un registro y seguimiento para analizar el rendimiento de su plataforma con el fin de que funcione de manera óptima y pueda optimizar igualmente la monetización.
Hay una gran cantidad de herramientas de análisis disponibles para que pueda realizar un seguimiento de su negocio de transmisión de video. Omniture, Commscore y Google Analytics son algunas de las herramientas de análisis más comunes disponibles en el mercado hoy en día.

6. Player de video

Otro elemento esencial de una OTT es tener un reproductor de video sólido, que tenga características y opciones de personalización para poder reflejar la identidad de marca de cada plataforma. La tecnología del reproductor de video hoy en día por defecto es HTML5, que es compatible con todos los navegadores y dispositivos. Un reproductor de video ideal se integra a la perfección con el diseño y el logotipo de su marca, permite subtítulos, audios dobles, anotaciones y muchas otras opciones de personalización para que funcione bien con su marca.

El player también debe ofrecer integración con anuncios de video. La seguridad es otro aspecto importante de un reproductor de video y debe garantizar que sea compatible con los DRM, que ofrezca alta seguridad al contenido y que tenga algunas características adicionales deseables, como la marca de agua, que pueden disuadir en caso deseado de realizar capturas de pantalla y grabaciones de sus videos.

7. Dispositivos soportados

Cuando arranques tu OTT, lo ideal es que transmitas tu contenido al máximo número de diferentes tipologías de dispositivos posibles. Los usuarios se distribuyen entre la web, el móvil y la televisión, y lo ideal es alcanzarlos en todas estas plataformas. Apple TV, Amazon Fire TV, Chromecast son algunos de los dispositivos comunes que su OTT debe soportar.